Los reinos Protista y de Hongos

Los organismos mas primitivos, de tipo vegetal, alga y hongo, pueden denominarse colectivamente talofitas. No forman embriones durante su desarrollo, ni poseen sistemas vasculares. Están distribuidos en aguas dulces y saladas, sobre la tierra o como parásitos de otros animales. Los tamaños varían, desde los microscópicos unicelulares hasta 100 metros. El cuerpo de estas plantas, llamado talo puede mostrar diferencia entre sus partes, pero no tiene tallos, hojas ni raíces.  

La división entre algas y hongos es hasta cierto punto artificial, pues se colocan así en grupos distintos organismos sumamente parecidos, salvo por el color, que depende de la presencia o ausencia de clorofila.

Alga es una palabra latina que conservó su sentido al pasar al español; pero si bien casi todas las algas marinas lo son “biológicamente hablando”, muchas de “nuestras” algas biológicas no viven en el mar. Las algas que viven en superficies rocosas o sobre la corteza de los árboles suelen llevar una vida poco activa hasta que disponen de agua.

Las algas son importantes como fuente de alimentos; casi toda la fotosíntesis en el mar, y la mayor parte que tiene lugar en agua dulce, está a cargo de las algas. En general, el hombre no las utiliza como alimento, pero gran parte de la alimentación humana consiste en pescado, cuyas especies ingieren algas y otros organismos que a su vez se alimentaron de ellas.

 

Ciclos Vitales

En cada especie de organismos que se reproducen sexualmente tiene lugar una serie característica de procesos del desarrollo por virtud de los cuales una generación da origen a la siguiente, y eso se denomina, Ciclo Vital.

La reproducción sexual comprende dos procesos fundamentales: una clase especial de división nuclear, meiosis, que reduce el número de cromosomas de diploide(2N) a haploide (1N), y fecundación, la fusión de dos gametos 1N (células sexuales especiales) para formar un cigoto 2N, o huevo fertilizado.

Las series de cromosomas se separan durante la meiosis antes de formarse los gametos. Cada célula 2N de una planta o un animal tiene su origen en una sola célula, el cigoto, formado por la unión de dos gametos, cada uno con 1N de cromosomas. Los gametos, a su vez, se produjeron por meiosis a partir de una célula 2N, o indirectamente, por una serie de divisiones mitóticas de células 1N después de la meiosis de una célula 2N. Cuando se unen dos gametos, se fusionan sus núcleos formando uno solo, pero los cromosomas individuales de los núcleos permanecen separados. Por tanto, el cigoto posee número de cromosomas (2N, diploide) que uno  u otro gameto. Cada gameto proporciona un conjunto de cromosomas y el cigoto tiene dos conjuntos. El número de cromosomas por conjunto varia según la especie, desde uno o dos a varios centenares, pero es constante para cualquier especie dada.

La unión de los gametos y la meiosis son puntos de referencia que permiten dividir el ciclo vital de plantas y animales en dos fases. La primera, va desde la unión de los gametos hasta la meiosis, es a base de células diploides (2N); la segunda, de la meiosis a la unión de los gametos, a base de células haploides (1N). Los cambios de los etapas 1N y 2N en el ciclo vital, la forma como se logran tales etapas, su duración, su volumen y complejidad, tienen gran importancia para caracterizar los diferentes grupos de organismos.

En muchos tipos de algas y hongos el cigoto es la única célula 2N. El cigoto se divide meióticamente  y produce células vegetativas  con un número de cromosomas 1N. Estas se dividen repetidamente por mitosis, y todas las células hijas resultantes conservan el número 1N. Finalmente, tal vez como consecuencia de algún cambio estacional en el ambiente, algunas o todas las células vegetativas se transforman en gametos, o producen gametos especializados por algún proceso característico de la especie. Cuando estos gametos se combinan en la fertilización, se forma nuevamente un cigoto, y así el ciclo vital queda completado. Este tipo de ciclo vital ha sido denominado Ciclo Vital I. En un tipo secundario, el Ciclo Vital II, la meiosis ocurre cuando se producen los gametos y el organismo pasa la mayor parte de su ciclo vital en su estado 2N. El ciclo vital II es típico de la mayor parte de animales y se observan en unas pocas algas.

 

Reproducción Asexual

La reproducción asexual se caracteriza por un solo antecesor, el cual se divide, forma yemas, se fragmenta o produce muchas esporas, para dar lugar a dos o más descendientes. Todos los descendientes  producidos asexualmente de un solo progenitor tienen la misma constitución genética, la misma dotación de genes, que el progenitor y se denomina Clono. En cambio, la reproducción sexual exige la participación de dos antecesores, cada uno origen de un gameto, cuya unión forma el cigoto. Las ventajas de la reproducción sexual sobre la asexual, son que la reproducción sexual permite nuevas características de dos cepas diferentes, de modo que, el descendiente puede heredar de cada padre los rasgos para prevalecer mejor que cualquiera de sus antecesores en la lucha por la vida. Mientras que en la reproducción asexual el descendiente tiene exactamente las mismas características que el antecesor.

Las bacterias, algas unicelulares y los hongos se reproducen asexualmente por Fisión, división del cuerpo progenitor en dos partes hijas o más o menos iguales. Las divisiones celulares que participan durante el proceso de división son mitóticas y pueden producirse en rápida sucesión, dando muchos nuevos individuos en poco tiempo. Las levaduras y otros protistas y plantas se reproducen asexual por Gemación. Una pequeña parte del cuerpo de progenitor se separa del resto y produce un nuevo individuo.

Uno de los principales métodos de la reproducción asexual, importante en el ciclo vital de casi todas las plantas, es la formación de Esporas. Las esporas típicamente tienen cierta clase de cubierta resistente para soportar las condiciones ambientales desfavorables como calor, frío, o desecación. Cada una de estas células reproductoras especiales puede producir sin fecundación un nuevo organismo completo.

En casi todas las algas verdeazules y bacterias la reproducción asexual es el único medio de producción de nuevos individuos. Se ha visto reproducción sexual en algunas bacterias, pero es raro; aún en plantas superiores puede haber reproducción asexual de distintos tipos, lo que aprovechan agricultores y floricultores para la producción de plantas de ornato y alimenticias, exactamente iguales al antecesor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s