Tensión Laboral vs Enfermedad Cardiovascular

La tensión laboral, una forma de estrés psicológico, está definido por un trabajo exigente pero con poca capacidad de toma de decisiones u oportunidades para utilizar la creatividad o las habilidades personales

Las mujeres que dicen tener una tensión elevada en su trabajo tienen un 40 por ciento más de riesgo de enfermedad cardiovascular, incluyendo el infarto de miocardio y la necesidad de procedimientos para abrir las arterias bloqueadas, en comparación con aquellas con menos tensión laboral, según un estudio del Hospital de Brigham y las Mujeres en Boston (Estados Unidos). Los resultados se han hecho públicos en las sesiones científicas de la Asociación Americana del Corazón que se celebran en Chicago.

Además, la inseguridad en el trabajo, o el miedo a perderlo se asoció con factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular como la hipertensión, mayor colesterol y un exceso de peso corporal. Sin embargo, no está directamente asociado con los la insuficiencia cardiaca, ictus, procedimientos cardiacos invasivos o muerte cardiovascular.

Según Michelle A. Albert, responsable del estudio, los resultados indican que existen tanto efectos para la salud cardiovascular a largo plazo como a corto plazo documentados clínicamente de la tensión laboral en las mujeres. Su trabajo puede afectar a su salud de forma positiva y negativa, lo que convierte en importante prestar atención al estrés laboral como parte de la salud global.

Los investigadores analizaron la tensión laboral en 17.415 mujeres sanas que participaron en el Estudio de Salud de las Mujeres. Las mujeres eran profesionales de la salud caucasianas, con una media de edad de 57 años que proporcionaron información sobre los factores de riesgo cardiacos, la tensión laboral y la inseguridad laboral.

El trabajo siguió durante más de 10 años el desarrollo de la enfermedad cardiovascular y los autores utilizaron un cuestionario estándar para evaluar la tensión laboral y la inseguridad en el trabajo con afirmaciones como: “Mi trabajo requiere trabajar muy duro” o ‘Me siento liberado de las exigencias competitivas que otros plantean”.

Los riesgos superiores al 40 por ciento en mujeres que informaron sobre una alta tensión laboral incluían insuficiencia cardiaca, ictus isquémicos, cirugía de bypass de la arteria coronaria o angioplastia y mortalidad. El mayor riesgo de infarto era de alrededor del 88 por ciento mientras que el riesgo de cirugía de bypass o procedimiento invasivo era de alrededor del 43 por ciento.

Las mujeres en trabajos caracterizados por las demandas elevadas y un control bajo, así como trabajos con altas demandas pero con un elevado sentido del control se encuentran bajo un mayor riesgo de enfermedad cardiaca a largo plazo, según concluye Natalie Slopen, directora del estudio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s